3 de septiembre de 2015 / 01:22 p.m.

Todo iba normal en Vivalavi cuando de pronto notaron algo extraño en la sonrisa de Marcela Mistral, como si algo la tuviera muy preocupada. 

¡La boda! Claro, un gran evento que no esperaba y mucho menos que fuera tan rápido.

En la mayoría de los casos, después de la propuesta de matrimonio, las parejas suelen tardar alrededor de un año para planificar la fiesta de manera tranquila.

Sin embargo, en el caso de Poncho De Nigris y Marce, la boda será muy pronto por lo que la conductora ya no sabe que hacer.

Esperemos que no termine por aventar el anillo de compromiso al suelo.