13 de junio de 2017 / 02:34 p.m.

En Finlandia, un inocente menor casi muere ahogado cuando se divertía en un chapoteadero sin la atención de su madre.

En la grabación se logra ver como el pequeño desesperado patalea y manotea, mientras que los presentes no se percatan de la situación.

Al paso de uno minutos el niño rendido por su intento de salvarse cae rendido y flota en la piscina hasta llegar con una mujer quien da aviso a las autoridades del club. Los paramédicos lograron resucitar al infante.

Resultado de su descuidado la madre obtuvo 4 meses de prisión y una multa de 2,000 dólares por su negligencia.

JAL