8 de agosto de 2017 / 01:40 p.m.

Muchas personas quieren estar al último grito de la moda y buscan por todos los medios alcanzar esos estándares de belleza anhelados. En los últimos meces se ha popularizado un procedimiento para estilizar y dar forma a las cejas sin necesidad de maquillaje, hablamos de la micropigmentación, lo que es un tatuaje de cejas que deja una apariencia muy natural.

TE RECOMENDAMOS: La terrible enfermedad que le cambió la vida

Si bien el procedimiento no es muy doloroso, es muy similar a un tatuaje, por lo que se tiene que realizar con equipo esterilizado y en una lugar limpio, de lo contrario pueden haber fuertes infecciones.

Esto fue lo que le ocurrió a Amanda Coats, una mujer australiana de 43 años de edad, quien luego de realizarse una micropigmentación que aparentemente había salido bien, al despertar la mañana siguiente se percató que ¡no tenia cejas! Una fuerte infección provocó que la piel de esa zona se inflamara y provocara un fuerte dolor.

La clínica responsable de la negligencia no se hizo responsable y ahora la chica tiene que cargar con las huellas de un tratamiento mal realizado que intenta ocultar con un fleco.

Escucha la historia completa en el video de arriba y sorpréndete con las imágenes.

GQ