7 de agosto de 2015 / 01:50 p.m.

Miguelito se siente cada vez más joven, por lo que hacer cosa de niños para él, es pan comido.

O eso es lo que pensaba al tratar de imitar a los D-Boys con sus marometas.

El problema es que Miguel Díaz no es experto en baile y menos en maromas, por lo que era cuestión de tiempo para que se accidentara.

¡Mira lo que sucedió en Vivalavi!