10 de junio de 2016 / 03:17 p.m.

Se dice que Mónica Contreras se ha hecho de muchos enemigos por aparentar ser alguien que no es. Lo peor del caso, es que la imagen que adopta es la de una 'chica inteligente' que no tiene pelos en la lengua y a veces se le pasa la mano a la hora de dar sus opiniones. 

Mónica se sorprendió al enterarse que sus enemigos no solamente son talentos, sino también son personas que trabajan detrás de cámaras (donde ella pensaba que era muy apreciada). Finalmente, aceptó que no ha dado la mejor imagen y necesita cambiarla.

¡Muy bien Mónica!