18 de julio de 2017 / 01:09 p.m.

Conoce a Shaesta Waiz, la primera mujer piloto afgana, quien desde muy corta edad descubrió su pasión por volar y ahora se encuentra dándole la vuelta al mundo por una buena causa.

La primera vez que se subió a un avión fue cuando su familia huía hacia Estados Unidos para escapar de la guerra soviética y desde ese momento no ha querido parar y a sus 29 años comenzó sola una travesía por los cielos con el fin de fomentar en las mujeres el deseo de estudiar ciencia y tecnología.

Para Shaesta no hay imposibles y ese es precisamente el mensaje que quiere expresar, pues a pesar de los problemas económicos en su casa y todas las dificultados que sufrió en su juventud, buscó la manera para poder seguir estudiando y convertirse en la mujer exitosa que es ahora.

En su viaje a visitado 19 países llevando becas para todas las mujeres que desean estudiar pero no tiene las posibilidades. Sin duda Shaesta es un ejemplo de superación para todas las mujeres y una muestra de que no hay imposibles para cumplir tus sueños, ‘el cielo es el límite’.

GQ