23 de diciembre de 2016 / 01:19 p.m.

En México es una tradición montar el nacimiento del niño Jesús debajo del arbolito de navidad. Las piezas básicas son clave para darle ese ambiente de armonía a la Nochebuena. 

Lo sorprendente es que en un cenote, ubicado en el estado de Yucatán, instalaron un mágico nacimiento en dos días con ayuda de 10 buzos para conctretar el proyecto. Con piezas cubiertas con pinturas biodegradables que no tienen efectos dañinos y sobre todo que no afectaran a las especies marinas. 

El nacimiento está bajo 45 metros y turistas o visitantes pueden verlo desde la superficie, pero si lo quieren ver de cerca tendrán que aventurarse a bucear, acompañados de un guía. Los detalles en el video de la parte de arriba. ¡No te lo pierdas!