31 de julio de 2015 / 02:15 p.m.

La tecnología hizo su buena obra del día al permitir que un hombre pudiera presenciar el nacimiento de su bebé, aunque estuviera lejos.

Estaba de viaje de negocios y el parto de su esposa se tuvo que adelantar, por lo que estuvo a nada de perderse este gran momento.

Gracias a la realidad virtual, pudo ver en tiempo real todo lo que sucedía, mientras su esposa se "aliviaba".

¡Mira esta increíble historia!