17 de enero de 2017 / 02:51 p.m.

La grabación presentada en ‘Vivalavi’ es un claro ejemplo de esa frase trillada dicha por los abuelos ‘Cuando no te toca, aunque te pongas y cuando te toca, aunque te quites’.

En las imágenes podemos apreciar el momento en que un niño de tres años fue atropellado por un camión cuando cruzaba la calle con su madre, esto en la provincia de Zhejiang ,China.

A simple vista se podría pensar que fue imprudencia de la mujer, pero resulta que fue el conductor quien no respetó la luz roja.

Para sorpresa del conductor y de los presentes, el menor logró sobrevivir gracias a que ninguna de las dos ruedas delanteras pasaron sobre él.

No te pierdas de esto en el video que te dejamos en la parte superior de este artículo.