4 de agosto de 2015 / 01:04 p.m.

Un gran ejemplo es lo que esta pequeñita nos da, pues aún en las condiciones que vive, no es excusa para que le vaya mal en la escuela sino todo lo contrario.

Para ayudar a su madre y su familia, debe andar en los basureros y, al terminar esta labor, irse a la escuela.

Conoce más de esta historia en "El Rostro de Gina".
Aquí el video.