30 de septiembre de 2015 / 01:49 p.m.

Ella era el amor de su vida, vivieron cosas que jamás habían vivido, sintieron lo que nunca habían sentido, simplemente no imaginaban un futuro separados.

La vida es impredecible, los eventos pasan sin avisar. Así es como te toman por sorpresa, de pronto, una enfermedad ataca a la persona más sana que conoces.

Entonces le preguntas al universo... ¿Por qué?

Así pasó con esta joven pareja, sin esperarlo, su novia murió.
Se quedó con tanto que decir y hacer, entre ello, proponerle matrimonio.

4521240509001

Pero la muerte no fue un impedimento para que esto sucediera. Así que lo hizo, aunque ella ya estaba helada, rígida, él le puso el anillo en su dedo.

¿Hasta que la muerte los separe? Parece que no fue así...