18 de agosto de 2015 / 01:16 p.m.

Definitivamente cuando uno es creativo, podemos usar cualquier material para plasmar nuestras ideas y obras de arte.

Y este es el caso de Sena Runa, una artista turca que renunció a su trabajo para dedicarse al arte y crear impresionantes obras de papel artesanales llamadas Filigrana.

El papel es un gran material para moldear y combinada con tu imaginación puedes hacer miles de diseños increíbles y Sena es prueba de ello.

Sena contaba con un gran puesto en su trabajo, un sueldo deseado por muchos, pero eso no la hacía feliz.

Cuando haces lo que te gusta y lo que te apasiona, el dinero cae por añadidura, no hay que quedarnos con las ganas de intentar algo nuevo.

No te pierdas El Rostro de Gina.