16 de mayo de 2017 / 03:01 p.m.

Los hermanos Forkan quedaron huérfanos en el devastador tsunami del ‘boxing day’ en 2004, cuando una enorme ola se estrelló contra las costas de Sri Lanka.

Al principio los hermanos Rob y Paul, en honor a sus padres aventureros, comenzaron a vender sus pertenencias para ganar dinero para otros huérfanos del mundo; y desde entonces la Fundación Gandys ha ayudado a innumerables niños que perdieron también a sus padres.

Los hermanos han trabajado incansablemente para albergar y apoyar a huérfanos en Sri Lanka, pero recientemente tuvieron un encuentro extraordinario con dos muchachos que también quedaron huérfanos ante las crueles manos de una ola extraña, similar a ellos en 2004.

La ‘Fundación Gandys’ y ‘Huérfanos para huérfanos’ continúan ayudando a jóvenes sin padres a vivir una vida plena y feliz. Mira los detalles en el video de arriba de este artículo.