10 de octubre de 2016 / 02:28 p.m.

Mientras unos se lamentan por las condiciones en las que viven, otros le sacan provecho a su estilo de vida. Te presentamos la historia de este hombre de 47 años que a pesar de no contar con la movilidad de más de la mitad de su cuerpo, ha aprendido a encontrarle sabor a la vida.

El ser una persona parapléjica no fue ningún impedimento para que Gleen lograra desenvolverse correctamente. Descubrió el amor en una mujer que además de darle a una hermosa niña, lo impulsó a que cumpliera uno de sus más grandes sueños.

Te dejamos el video en la parte de arriba.