23 de marzo de 2016 / 11:18 a.m.

Hay un dicho que dice 'Más vale tarde que nunca' y al parecer Colette Bourdier lo tomó muy en serio, pues esta anciana de 91 años de edad por fin terminó su tesis y ahora tiene su doctorado.

Su tesis sobre los trabajadores inmigrantes hizo que tuviera la mayor distinción en la Universidad de Franche-Comte en Besancon, convirtiéndola en la estudiante numero uno.

Muchos se quejarán por tardar tanto en hacer sus tareas, pero ella sin duda rompió el récord mundial.

"Ella es probablemente la única persona que conoce todos los aspectos en detalle y además fue capaz de ordenarlos. También respaldó con análisis estadísticos" dijo una fuente cercana de la universidad de Colette.

¡Mira el video y entérate por que se demoró tanto!