18 de agosto de 2015 / 12:38 p.m.

Dave Meinert es el dueño de Pegasus, un cachorro rescatado de la muerte.

Cuando nació Pegasus le dijeron a Dave que si el cachorro sobrevivía, iba a ser sordo y ciego, esto fue lo que lo motivó a grabar cada día a su perro e ir viendo como crecía.

A los seis meses, Pegasus ya parecía un perro adulto sin problemas, hacía su vida normal y nunca mostró síntomas de ceguera o sordera, por lo que comenzó a hacer ejercicio.

Esta es una historia más, que nos demuestra lo fuertes que son los animales. Cuando nosotros vemos la tragedia, ellos ven una nueva oportunidad.

No te pierdas La Nota del Día solo en Vivalavi.