21 de septiembre de 2017 / 01:15 p.m.

No cabe duda que la crueldad del ser humano no conoce límites, pues meterse con la vida de un ser que no se puede defender es un acto reprobable.

TE RECOMENDAMOS: Frida, Evil y Eco, los héroes de cuatro patas que salvan vidas

Una chica estadounidense se sintió desconcertada al llegar a casa y ver a su perro muy decaído y con unas extrañas picaduras en todo su cuerpo. Al acudir con su veterinario recibió una noticia que la impactó, pues las heridas de su perro no eran picaduras, si no disparos de un arma de postas.

Fueron 71 postas las que extrajeron del cuerpo del animal, pero por fortuna estas heridas no fueron de profundidad y pudieron ser tratadas a tiempo. Por su parte, la dueña de la mascota denunció al agresor y este tuvo que pagar con carcel el terrible acto.

En la actualidad el perro goza de perfecta salud y solo quedó como un horrible recuerdo de lo que un ser humano sin corazón es capaz de hacer.

Escucha todos los detalles en el video de arriba.

GQ