19 de octubre de 2017 / 11:36 a.m.

La vida de un adulto mayor no siempre llega hacer color de rosa, y es que existen casos en lo que los hijos se olvidan de quienes en su juventud se desvivieron por ellos.

TE RECOMENDAMOS: Latin Lover reconoce los conflictos en 'Solo para mujeres'

La historia de 'Mari', es el claro ejemplo de lo que cruel que puede ser cuando se vive en soledad a pesar de tener familia.

A sus 98 años, esta ‘abuelita’ pasa la mayor parte de su tiempo en un asilo; sin embargo, lo más triste para ella es cuando tiene que irse a su casa.

Para perder el tiempo y por increíble que parezca, al llegar a casa pasa tu tiempo triturando papel. ¡Conoce la historia completa en el video!

CC