1 de octubre de 2015 / 02:20 p.m.

Llevar comida al espacio es muy costoso, además de que esto provoca un aumento de peso en la carga durante el viaje, limitando el cupo de materiales y demás.

Por eso, la NASA está considerando cambiar la estrategia de alimentación de sus astronautas... 

¡El excremento humano pudiera ser alimento!

Aunque suene muy loco, esto es una realidad, un proyecto sobre el cual se están realizando múltiples investigaciones para poder hacerlo.

De lograrse esto, se solucionarían muchos problemas que existen en los viajes espaciales que Estados Unidos realiza.

A lo que huele sabe, por lo que este sería el único problema que tendrían al ingerir éste platillo exótico.

No estaría nada mal que inventaran condimentos en polvo que le dieran un sabor a pizza o hamburguesa...

¿Qué ondy, Jondy?