9 de marzo de 2017 / 02:39 p.m.

En busca de romper los estándares de belleza tan marcados que existen hoy en día, un profesor noruego decidió posar desnudo.

Lo que más ha llamado la atención, es que al chico no le importó la enfermedad degenerativa con la que nació, la cual le da un aspecto diferente a cualquier persona común.

El también político de 30 años ha estado toda su vida en sillas de ruedas, y hasta el momento su discapacidad no ha sido impedimento para ser todo un profesional.

Las imágenes de la sesión de fotos le han dado la vuelta al mundo ¡Revísalo en 'Vivalavi'!