29 de diciembre de 2015 / 01:14 p.m.

A pesar de haber sido un año muy duro, Gisselle Sampayo no se arrepiente de lo sucedido en el 2015, tuvo una ruptura amorosa y sin embargo le llegó el amor cuando menos lo esperó.

Los propósitos para año nuevo significan mejorar. Hay que iniciar con el pie derecho y tratar de cambiar aquellas cosas que no nos gustaron del pasado.

Es por eso que Gisselle tiene muchos planes para éste 2016, definitivamente está dispuesta a olvidar los malos ratos que vivió en el 2015 y hacer del próximo año el mejor de todos.

¡Mira lo que dijo!