21 de febrero de 2017 / 02:36 p.m.

Una estudiante australiana de 16 años, llamada Tylah Durie sufrió una feroz reacción alérgica luego de haber intentado teñir sus cejas con un producto químico que le ocasionó una fuerte picazón en las cejas, que se convirtió en hinchazón hasta prácticamente impedirle la vista.

La chica se aplicó el tinte sin antes realizar una prueba de reacción en otra parte del cuerpo, lo cual le provocó terribles consecuencias. La joven reveló que el químico comenzó aproximadamente 30 minutos después de la aplicación del producto sobre sus cejas. 

Finalmente recibió atención médica, ya que sufrió quemaduras químicas donde se aplicó el tinte. Los médicos explicaron que tuvo suerte de no haber perdido la vista permanentemente.