20 de julio de 2015 / 03:35 p.m.

A una ancianita le llegó la petición, por parte de una constructora, de re ubicar su casa a cambio de un millón de dolares, esto debido  a que ocupaban el área para un centro comercial.

La mujer, de 84 años de edad, no quiso cambiarse de domicilio, por lo que rechazó toda oferta económica.

Y bien, la construcción del lugar se llevó a cabo de todos modos, quedando la casita de la señora en medio del proyecto.

¡Mira!