22 de noviembre de 2017 / 01:52 p.m.

A lo largo de nuestra vida suceden cosas que nos marcan para siempre, y podemos sufrir algunas heridas emocionales que son muy difíciles de cerrar y las cuales pueden ocasionarnos problemas para relacionarnos con los demás.

TE RECOMENDAMOS: Cerrar círculos con alguien que ya falleció

Es por esto que en algunas ocasiones llegamos a tener ciertos conflictos con las personas cercanas a nosotros, pues nos encontramos vulnerables y podemos ver reflejados nuestros conflictos en ellos.

Sonia Laura te da cuatro consejos muy importantes para poner en práctica y reflexionar:

1. ¿Qué emoción te causa esa persona?
2. No etiquetar a las personas, date la oportunidad de conocer
3. No dejarse llevar por la primer impresión
4. Si ya notaste esta incomodidad háblalo y busca ayuda

A pesar de que pueda resultar difícil aceptar el problema, buscar ayuda siempre es la mejor opción. Escucha los detalles en el video de arriba.

GQ