23 de agosto de 2016 / 01:27 p.m.

Cuando uno se casa lo hace pensando que será para toda la vida, sin embargo, la vida nos da muchas sorpresas. Conoce la historia de Samantha, una chica que llevaba dos años de feliz matrimonio hasta que descubrió que su esposo le era infiel con otra mujer.

Era tanto su dolor que no le quedó más remedio que pensar en el divorcio. Al no contar con ingresos suficientes para el trámite, decidió subastar su vestido de bodas y vaya sorpresa que se llevó al enterarse de las generosas sumas de dinero que ofrecían por él.

¡No te pierdas el video en la parte de arriba!