14 de agosto de 2015 / 01:25 p.m.

Indígnate ver, lo que algunos causan cuando tiran basura y no miden el riesgo que esta acción puede causar en su entorno.

Unos jóvenes que se encontraban en un bote salvaron a una tortuga marina que tenía un popote atorado en una de sus fosas nasales.

Este joven intentó sacar el objeto de la nariz de la tortuga, pero no fue nada sencillo, debido a que comenzó a sangrar y a sufrir por el dolor que le causaba.

Finalmente pudieron liberar el popote de la nariz de la tortuga, sin embargo esto le costó mucho sufrimiento.

Esta es una de las causas de la contaminación marina y no es el único animal que pudo haberse herido debido a las cantidades enormes de basura que existe en el mar.

Hagamos conciencia y cuidemos nuestro planeta y el hogar de miles de especies.