16 de septiembre de 2015 / 02:02 p.m.

Hector del Toro impactó a todos cuando confesó, en Vivalavi, que hace algunos años él había padecido de bulimia y fue lo peor que ha vivido en su vida.

Era talla 42 y, por la presión social de verse delgado frente a las cámaras, se le hizo fácil tomar el camino equivocado de vomitar todo lo que comía.

A los pocos días, su organismo se acostumbró y ya no podía parar de regresar sus alimentos. No pasaban más de tres minutos para que al animador le dieran ganas de vomitar.

Pero, cuando no veía salida, una luz apareció en su camino quien lo ayudó a conseguir el tratamiento necesario para sobrevivir

¿Quién? Pues nada más y nada menos que un conductor de Multimedios Televisión.

Esa persona cambió su vida por completo, por eso Toro dijo que fue como "su ángel" que Dios le mandó.

¡Mira éste impresionante caso!