18 de septiembre de 2015 / 12:23 p.m.

De esas veces que a uno le salen las cosas cuando nadie nos ve, pero cuando quieres mostrárselo a alguien, simplemente no sale o no funciona.

Entonces nos llega el pensamiento de "¡Trágame tierra!" por la vergüenza que esto nos puede ocasionar con nosotros mismos.

Esto pasó en una demostración de Microsoft donde expusieron a la asistente personal que pretende competir contra Siri, de Iphone...
Su nombre es Cortana.

Obviamente hicieron cientos de pruebas con esta inteligencia artificial para determinar si funcionaba o no, y al ver que sí funcionó, la expusieron al público, pero ésta se puso "necia" y les quedó mal.

¿Será negativo para la empresa debido a que la gente puede creer que esta novedad no va a funcionar bien?