16 de marzo de 2017 / 02:19 p.m.

El pedir matrimonio puede ser verdaderamente complicado, pero si todo resulta como lo planeado, sin duda, será un momento que siempre se recordará.

Lo original siempre será lo mejor y este fotógrafo dio muestra de ello. Tanto él como su ahora prometida son unos apasionados de la fotografía de paisajes, así que no solo bastó planear bien el momento y hacerlo justo debajo de las luz de las auroras boreales.

Pero esta historia no termina aquí, pues lo que vemos en las imágenes resulta ser el segundo intento de pedida de matrimonio, por fortuna esta vez si salió como lo esperada.  ¡Conoce la historia completa en ‘Vivalavi’!