22 de agosto de 2016 / 11:32 a.m.

No todos los que participan en Bailadísimo son profesionales en el baile, pero de todos modos, deben saberse capaces de dominarlo. Por lo menos, sentir la seguridad de que sí pueden lograr hacer una coreografía complicada.

Para concursar en este show, mínimo se debe tener la certeza de que se posee cierta capacidad para bailar frente a un jurado experto en este arte. Si la persona no se siente así, es mejor que no participe. Tal es el caso de Pollo.

Antes de que Ramón Montoya fuera elegido como representante de Teleritmo en la segunda edición de Bailadísimo. La producción le había ofrecido a Pollo que participara en el reality, pero él se negó a hacerlo ya que no se considera apto para el baile. 

¡Haz clic en la imagen y entérate de todos los detalles!