SUSANA MOSCATEL / ENVIADA
26 de agosto de 2015 / 11:29 a.m.

NUEVA YORK - Ted y John han regresado, pero las cosas son algo diferentes. A John lo dejó su mujer, Lori (Mila Kunis) y Ted está a un paso del altar y de la paternidad, solo que hay un pequeño problema: Ted no tiene lo que se requiere para procrear ese hijo que tanto desea y, como no es considerado una persona por la ley, tampoco puede adoptar. ¿Qué hace uno? Pues le pide el enorme favor a su mejor amigo, ¿no? Mark Wahlberg platicó en exclusiva para ¡hey! respecto a la relación entre estos dos extraños amigos.

Ted 2

“Todo mundo necesita de alguien en quien podamos confiar sin condiciones. Con quien se puedan divertir, hacer bromas, pero siempre saber que van a estar ahí en las buenas y en las malas”.
Y las malas son, para decirlo de manera razonablemente elegante, pegajosas a más no poder. Pero luchan, ahora con el apoyo de Samantha, una abogada interpretada por Amanda Seyfried. Sam es toda una revelación porque no tiene problemas con la amistad de Ted y John.

“Hay un tiempo y un lugar para todo”, consideró Wahlberg. “Hay que ser responsables y estar comprometidos con tu relación, pero también debes tener tiempo con los amigos”.

Y por supuesto que el homenaje a la cultura pop, que lleva a nuestros personajes hasta lugares como la Comic-Con, es una constante en la cinta, aunque tengan que ir explicándole todo a Sam en el camino.
“Por eso es tan divertida la relación entre John y Ted”, dijo Mark.

“La cultura pop es, prácticamente, su vida y encontrar a una chica que aparentemente no esté enterada de nada al respecto da mucho lugar para poder jugar”.

Cuando le cuestionamos que si realmente le cree a esas personas que siempre protestan no saber nada de lo que está ocurriendo en el entretenimiento, el también músico y productor soltó una pequeña risa.
“Depende. Me acuerdo que tenía dos amigos muy rudos, pero a los dos les encantaba una canción de los Backstreet Boys. Y si les preguntabas se hacían los que no la conocían, pero cuando se olvidaban que estabas en el asiento trasero del coche y la canción sonaba entonces empezaban a cantarla y a subirle a la radio. Así que, por supuesto, muchas veces mienten”.

Algunos se han sorprendido al enterarse de lo conservador que puede llegar a ser Mark Wahlberg (lo conocimos muy joven modelando espectacularmente ropa interior).

Sin embargo y a pesar de estar muy cercano a todo el proyecto de Ted ya tiene desarrollada la fórmula para sentirse en paz con todo el asunto.

“En mi instinto y mi corazón lo sé como persona. Pero si es algo con lo que me sentiría incomodo diciendo o haciendo; entonces, solo se lo digo a Seth y él se encarga que lo diga Ted.

“A él definitivamente no lo van a censurar. Pero yo, con mi espiritualidad y el hecho de que soy católico, hay cosas con las que no me metería, con la religión por ejemplo”.