MM RADIO | SGG
24 de agosto de 2016 / 10:46 a.m.

Monterrey - Después de grabar “Bang Bang” como solista, Ariana Grande la odio y decidió que no quería que viera la luz del día, hasta que Jessie J y Nicki Minaj prestaron sus voces para ser parte de la colaboración.

De acuerdo con Wendy Goldstein, productora ejecutiva de Republic Records, la chica de 23 años de edad pensó que la canción no era un éxito y la dejo grabada como demo.

“Se la a mande a Rob Stevenson [Vicepresidente Ejecutivo de Republic Records], el se encargó de terminarla con Jessie J y Nicki Minaj y, cuando Ari la volvió a escuchar, la quería de regreso”, dijo Goldstein.

Actualmente, el sencillo es reconocido mundialmente y fue un gran éxito desde su lanzamiento.