ivett salgado
22 de mayo de 2015 / 09:54 a.m.

México - Durante un corte en su día de doblaje, Joaquín Cosío compartió los detalles de la segunda entrega de Ted, justo después de gritar leperadas frente al micrófono, mientras en un monitor aparecía el oso de felpa color beige para marcarle la pauta. “Dar continuidad a este personaje es un regalo fascinante; es un oso transgresor y mal educado, por eso es muy divertido prestarle mi voz.

“Todos tenemos una parte traviesita y grosera, si no le damos salida, siempre buscará la forma más sutil para aflorar, así que no hay nada mejor que sacarlo a través de un personaje como Ted”, agregó Cosío sobre el rol cuya versión en inglés fue interpretado por su creador, Seth MacFarlane, también responsable de Padre de familia, El laboratorio de Dexter y Johnny Bravo.

Fiel a la esencia de MacFarlane, Ted se convierte en una oportunidad de atentar contra lo políticamente correcto: “Es un personaje muy hecho a propósito, para azuzar a la cultura norteamericana, una cultura conservadora en muchos aspectos, claro que todos tenemos algo de conservadores, pero Ted rompe las convenciones y reglas, es delicioso”, comentó Joaquín.

Rumbo al altar y con la intención de convertirse en padre, Ted regresa a la pantalla grande con la irreverencia que lo caracteriza, para ofrecer al público una comedia crítica que trastoca a los conservadores; y es justo Joaquín Cosío, el actor que prestó su voz en español al oso que logró meter en taquilla más de 500 millones de dólares, alrededor del mundo, con la primera entrega.

“Parte del éxito de Ted tiene que ver con que es una comedia bastante agresiva, muchos le llamarían vulgar, pero es parte de la esencia del creador (Seth MacFarlane), cuyos productos se caracterizan por confrontar con grosería y vulgaridad, pero todo entre comillas, porque al final de cuentas es una película divertida que no lastima a nadie”, dijo Cosío a ¡hey!

Ted 2

“Ted es una comedia sumamente ácida, muy distinta a lo que he hecho en otras películas, donde tomé un tono más realista, hostil y cruel, pero con Ted las cosas son distintas, y parte de ello me lo permite la dirección de Gerardo, es quien me marca el tono de la comedia y la acidez, es quien me marca la dimensión correcta del personaje”, agregó el actor sobre el proceso de doblaje.

El actor de El infierno y Matando cabos comentó que además de este doblaje, el año pinta para bien, no solo porque recién concluyó su participación en The Strain, la serie de vampiros que dirige Guillermo del Toro y que tuvo su rodaje en Canadá, sino también porque en estos días se sumó al rodaje de Belcebú, una historia de terror que cuenta con el sello cinematográfico de Emilio Portes.

“Es un género muy parecido al de The Strain, pero esta es una película de terror sobrenatural en esta ocasión me ofrecieron un personaje muy interesante, que me permite entrar al género de terror, es mi debut. La historia se filmará en Mexicali, así que pasé de los álgidos fríos de Canadá al intenso calor de Mexicali”, comentó Cosío sobre la nueva cinta que se suma a su catálogo.

Claves
Un mata vampiros
- Aunque el personaje que interpreta para The Strain es un luchador retirado, el actor tuvo la oportunidad de portar el traje de El Ángel de Plata y de ejecutar algunas coreografías de lucha libre, gracias a que la historia marca peleas entre el luchador y los vampiros.
- “Son vampiros sanguinarios, pero ya me eché dos que tres; el personaje que me dio Guillermo es impresionante, un luchador en el olvido, que debido a esta catástrofe vampirezca, le reviven los impulsos heroicos y esas ganas de volver a ponerse el traje de ese viejo luchador”, dijo.