a.p.
26 de mayo de 2015 / 01:04 p.m.

La muerte de B.B. King será investigada como homicidio, informó este lunes el cuerpo médico forense de Nevada, Estados Unidos, luego de que sus hijas acusaran a sus asistentes de haberlo envenenado.

El legendario músico falleció el 14 de mayo a los 89 años en Las Vegas (Nevada), donde residía después de muchos años de intensas giras que habían cesado hace apenas unos meses.

Dos de las hijas de King –Karen Williams y Patty King– alegaron que fue envenenado por su manager Laverne Toney y su asistente personal, informó E Online.

"Creo que mi padre fue envenenado y que se le administraron sustancias para inducir su muerte prematura", escribieron las hijas en sendas e idénticas declaraciones juradas, dijo el sitio web.

"Solicito una investigación formal sobre este asunto", indican los documentos legales, según el medio.

Toney, que es el albacea de la herencia de King, rechazó la acusación de las hijas.

"Han estado haciendo acusaciones todo el tiempo. Algo nuevo?", señaló el manager, según Eonline.

Un abogado que maneja la herencia de King calificó las acusaciones de las hijas como "ridículas".

"Espero que tengan hechos sobre los que basarse y puedan demostrar sus acusaciones difamatorias y calumniosas", dijo Brent Bryson en una declaración, de acuerdo con el sitio web.

El cuerpo forense publicó en Twitter que realizará una autopsia, cuyo resultado estará en un mínimo de entre seis y ocho semanas.

Los medios locales anunciaron que el funeral en Memphis, fue aplazado a la espera de los resultados.

Dueño de la famosa guitarra "Lucille", King, el "rey del blues", estaba internado desde fines de abril, y según se había informado, murió por una deshidratación derivada de una diabetes. Además, el músico sufría de hipertensión.

La noticia de su muerte provocó un estallido de homenajes de músicos de todas las generaciones.

Nacido el 16 de setiembre de 1925 en Itta Bena, cerca de Indianola, King tuvo que lidiar con una infancia similar a la de miles de niños negros: desempeñándose como trabajador agrícola en grandes plantaciones de algodón en el sur segregacionista.