mm radio | lapd
19 de agosto de 2016 / 05:56 p.m.

Monterrey - En una entrevista confesó que dadas las necesidades de su profesión sufre alopecia, la cual la ha obligado a optar por pelo postizo los últimos cinco años.

"Me he pintado el pelo prácticamente de todos los colores imaginables para diferentes películas. Se puso tan mal mi pelo que, literalmente, comenzó a caer de mi cabeza. Los últimos cinco años he estado usado pelucas, fue lo mejor que pudo ocurrirle a mi pelo", reveló la actriz de 31 años.

Keira confesó que el estrés y la mala alimentación que trae consigo su carrera acrecentaron el daño, situación que empeoró aún más tras su embarazo; "Naturalmente, tengo el pelo rizado a lo loco y, desde que tuve a mi bebé, se ha convertido en diez veces más grueso. Así que ahora me encuentro un montón de rastas".