MM RADIO | DASG
13 de julio de 2016 / 11:43 a.m.

Monterrey – Luego de estar enredado en tantos problemas como el ser acusado de un secuestro y de estar en prisión en los Estados Unidos, el cantante de corridos Larry Hernández confiesa que eso hizo que se perdiera en el vicio.

Ya cuando estuvo en libertad, el cantante ha tratado de dejar el vicio del alcohol a un lado, al cual pretende ponerle un punto final al acudir a reuniones de AA (Alcohólicos Anónimos).

Actualmente ya tiene más de 10 meses si tomar una sola gota de alcohol, por órdenes del juez.

Los tiempos en que convivía con sus seguidores y ofrecía los conciertos con un par de copas encima, ya son cosas del pasado ya que no pretender quedar mal en ninguna de sus reuniones en AA.