MM RADIO | OGs
4 de mayo de 2016 / 12:33 p.m.

Monterrey - Madonna enfrenta a un nuevo conflicto; la familia de su hija adoptiva Mercy reclama su tenencia.

La familia malauí de Mercy James, insiste en que nadie le dijo que "la separación sería permanente" y quiere luchar para recuperarla.

La madre de la niña murió durante el parto y su familia, había expresado que no podía hacerse cargo de ella por lo que la llevaron "temporalmente" a un orfanato. La cantante adoptó a Mercy en 2009 cuando la pequeña tenía cuatro años.

"Los familiares nunca tuvieron la intención de separarse de Mercy para siempre", aseguró Agatha Molande, amiga íntima de la famlia.

Los familiares dijeron que tenían un acuerdo con el orfanato para que la niña, que hoy tiene 10 años, volviera con ellos cuando cumpliera seis.

En aquel momento, a pesar de que la familia de Mercy estaba de acuerdo con la adopción, el presidente del Tribunal de Justicia desestimó el proceso. Madonna apeló con éxito ante el Tribunal Supremo, consiguió el permiso y se llevó a la niña a Estados Unidos.