IVÁN CASTAÑEDA
30 de julio de 2015 / 12:48 p.m.

MÉXICO - Ante la inminente baja en venta de discos físicos y el incremento proporcional en el consumo de contenido digital, los músicos se han dado a la tarea de encontrar nuevas maneras de dar a conocer su música a través de aplicaciones para smartphones.

El experimento, que fue iniciado por Björk, al lanzar su séptimo disco, titulado Biophilia, de esta forma, poco a poco se ha vuelto una práctica cada vez más recurrente, pues existe la posibilidad de ofrecer contenido exclusivo a través de una plataforma didáctica con la que se puede acceder a videos, juegos interactivos y, por supuesto, las canciones.

“Con Biophilia, Björk innovó la forma en que la gente experimenta la música, dejándoles participar en la representación y creación de música y visuales, en lugar de solo escuchando de forma pasiva”, comentó Paola Antonelli, curadora senior del Departamento de Arquitectura y Diseño, que se encargó de montar una retrospectiva de la cantante en el Museo de Arte Moderno (MoMA), de Nueva York.
Estas aplicaciones son desarrolladas por equipos creativos especializados en los sistemas de Apple y Android, las compañías más rentables del mercado; principalmente se busca una oferta diferente a lo que pueden ofrecer a través de las redes sociales o plataformas de streaming.

Skrillex, Pearl Jam, The xx y en Latinoamérica Shakira, Jorge Drexler y Hello Seahorse! son algunos artistas que se han interesado en tener su propia aplicación que, por su adquisición no rebasa más de 100 pesos.

“El año pasado decidimos ser independientes y para dar a conocer lo nuevo que hacíamos encontramos una manera de poder sacar nuestra música a través de una aplicación exclusiva de la banda. Ahí va a haber contenido que nosotros vamos a generar al día”, expresó Denise Gutiérrez, vocalista de Hello Seahorse!

A escala mundial, cada vez más la gente prefiere consumir las canciones de manera digital que en físico, de acuerdo con datos proporcionados por la Federación Internacional de la Industria Fonográfica.

El año pasado se reportó que en nuestro país las ventas digitales representan el 59 por ciento, logrando así un total de 912 millones de pesos; sin embargo, al ser relativamente nuevas estas aplicaciones, los conteos de ventas no toman en cuenta esta manera de distribuir la música.

“Nosotros solo tomamos las ventas que las disqueras ponen a disposición, pero el artista es libre de hacer lo que quiera con su música. Al final, son cambios a los que nos seguimos adaptando”, dijo Gilda González, directora de la Amprofon. 

Claves
Las apps

- Björk: en Biophilia se presenta información del disco, del tour correspondiente, las canciones y videos con el toque de la intérprete islandesa.
- Jay Z: el cantante firmó un acuerdo con Samsung para darle una oportunidad a los usuarios de obtener su nuevo disco cuatro días antes de su lanzamiento a escala mundial.
- Jorge Drexler: con su aplicación N se puede acceder al trabajo musical del cantante y se permite intervenir en los arreglos de los temas generando distintas versiones de los mismos.