MILENIO DIGITAL
13 de febrero de 2017 / 12:22 p.m.

IRÁN.- Al grito de "¡Muera Estados Unidos!" miles de iraníes conmemoraron el viernes en las calles el 38 aniversario de la revolución islámica de 1979 y denunciaron las "amenazas" contra el país de la política del presidente Donald Trump.

Ante miles de personas reunidas en la plaza Azadi de Teherán, el presidente Hasán Rohaní advirtió a su par estadunidense, sin mencionarlo, que "hay que hablar con respeto al pueblo iraní. El pueblo iraní hará arrepentirse a quienquiera que use lenguaje amenazante".

Según las imágenes de la televisión pública Irib, millones de personas en total en todo Irán se manifestaron contra "las mentiras de los nuevos dirigentes de la Casa Blanca", lo que "demuestra la potencia del Irán islámico", añadió Rohaní.

Los manifestantes llevaban pancartas pidiendo la muerte de Estados Unidos y pisaron grandes banderas del país. También se vieron fotos de Trump, del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu y de la primera ministra británica Theresa May con el lema "Los iraníes no temen las amenazas".

Irán y EU no tienen relaciones diplomáticas desde 1980, pocos después de la revolución y de la invasión de la embajada estadunidense por parte de estudiantes islámicos.

Algunos manifestantes también quisieron agradecer a los estadunidense que han protestado contra el decreto migratorio de Trump, que prohíbe la entrada al país de los ciudadanos de siete países musulmanes, entre ellos Irán. De momento el decreto está bloqueado por la justicia pero Trump ha prometido una batalla legal por su aplicación. Desde las investidura de Trump el 20 de enero, ha subido la tensión entre ambos países.

El anuncio la semana pasada de nuevas sanciones estadounidenses por el lanzamiento iraní de un misil balístico provocaron una reacción inmediata de Teherán, que anunció represalias contra "individuos o empresas estadunidenses" que apoyen a grupos "terroristas".

Irán ya aplica esta reciprocidad en las sanciones tras el decreto migratorio de Trump, calificado de medida "insultante" y "vergonzosa".

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, viaja hoy a Washington, donde el miércoles mantendrá su primer encuentro oficial con su aliado Donald Trump, con quien busca consensuar una política sobre Irán y los palestinos. Netanyahu confía en constatar el "apoyo incondicional" que le ofreció Trump durante la campaña electoral y adelantó que le propondrá renovar las sanciones a Irán, además de que pretende anular el histórico acuerdo nuclear entre Irán y el grupo 5+1, es decir el Consejo de Seguridad de la ONU (EU, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña) y Alemania.