MARCELA PERALES @marce_reportera
7 de marzo de 2016 / 10:12 a.m.

Monterrey.- El cloruro de etilo en spray es utilizado como medicina deportiva, pero se ha convertido en una alerta porque los adolescentes lo comienzan a inhalar con fines de excitación y alucinación. Monterrey es escenario de ésta práctica.

"Tenía trece años. Estabamos en un parque y me ofrecieron eso, a mí me dio miedo, pero vi que él lo hizo y lo hice yo también porque estaba muy feliz", contó un joven a quien mantendremos su identidad en anonimato.

A nivel mundial, los primeros casos se registraron a principios de los 90, sin embargo, no es común escuchar ésta práctica entre los padres de familia porque levanta pocas sospechas al ser un producto de libre comercio y fácil acceso.

"Normalmente era un fiesta y si estaban los papás, pero en lo que vas al Oxxo y lo otro, no se dan cuenta", dijo del joven.

"En la farmacia, llegaba un amigo cojeando porque se supone que eso es anestesia muscular, ósea llegaba cojeando y se lo vendían", contó.

Acudimos a una farmacia ubicada en algún punto del área metropolitana para comprobar la facilidad con la que se puede obtener el cloruro de etilo en spray.

Se adquiere en 225 pesos y finalmente la facilidad radica en que este producto no es un medicamento controlado y tampoco se necesita receta para obtenerlo.

Cabe señalar que cloruro de etilo puede ser adquirido en cualquier farmacia o centro comercial.

Especialistas señalan que su adquisición no supone riesgos legales y su consumo no es detectado en un examen antidoping, es por eso que los jóvenes no le temen a su inhalación que les provoca efectos de excitación y comportamientos eufóricos.

"Logra efectos sobre el sistema nervioso, es decir, una sensación como de estar ebrio, algunas alucinaciones, lo que los muchachos llaman estar "elevado", por eso lo utilizan de esa manera, inhalándolo", explicó la farmacóloga y toxicóloga Patricia González.

“Veía todo borroso, o sea veías bien, pero borroso y las voces se te distorsionaban como robots, bien raro y escuchabas como un sonidito", dijo el joven.

El efecto solo dura de 15 a 45 minutos, pero las secuelas pueden ser de por vida.

No existe un registro oficial de casos, pero bajo su anonimato, el joven testimonio indicó que logró dejar el producto a diferencia de algunos de sus amigos, que no solo continuaron, sino que también optaron por el consumo de drogas ilegales.

"Hay un chavo que desde esos tiempos ahorita tiene mi edad, lo vi hace poquito en una fiesta y ya está con lo mismo, pero se le va el avión, no sabe lo que dice, osea bien mal”, reveló el testimonio.

El cloruro de etilo también es utilizado para limpiar aparatos electrónicos. Se estima que a nivel mundial existan unas mil sustancias inhalantes.

Los síntomas a detectar por parte de los padres de familia, así como las graves consecuencias al organismo, se las daremos a conocer en el siguiente reportaje.