SANDRA GONZÁLEZ
15 de junio de 2016 / 09:32 a.m.

Monterrey.- Gran parte del azolve que se encuentra en los ductos pluviales del Área Metropolitana es arena y restos de material de construcción de nuevos fraccionamientos, debido a que los desarrolladores de vivienda no cumplen con los requisitos.

Dentro de las reglas para otorgar el permiso de construcción, está el evitar esta situación.

"Una de las situaciones son los arrastres de material de las pareas de construcción, por no poner su contenedor o delimitador de arrastre de estos materiales", explicó el comandante de Protección Civil del Estado, Martín Castillo.

Construcciones inmobiliarias en cerros, un riesgo de inundaciones para el Área Metropolitana
Además de la basura, el material de contrucción termina en el sistema pluvial, problema que nace de las construcciones que invaden los cerros. | DEENITZA ALMANZA

Las montañas funcionan como un protector para Nuevo León ante fenómenos naturales, sin embargo, la urbanización las ha invadido, lo que provoca riesgos de inundación en zonas aledañas.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) mantiene 13 procedimientos abiertos en contra de desarrollos inmobiliarios por esta y otras causas.

Carecer de permisos de uso de suelo e impacto ambiental y construir fuera del espacio permitido son las principales razones.

De los procesos, ocho corresponden al Cerro de la Silla y otros cinco al corredor de la Carretera Nacional.

Las multas a las que son acreedoras las empresas por este tipo de faltas son arriba de los 100 mil pesos.

Esto corresponde a un programa de inspección y regulación de desarrollos inmobiliarios que inició en 2015, en el que asociaciones ambientalistas colaboran con la detección de irregularidades.