GUADALUPE SÁNCHEZ
27 de noviembre de 2016 / 04:31 p.m.

MONTERREY.- Los golpes que ha recibido el puente de Barragán y Ruiz Cortínez ya han dejado secuelas graves en la estructura, lo que no solo es un riesgo para los automovilistas, sino también para los peatones.

Una denuncia ciudadana dejó en evidencia el daño en la placa, donde se aprecian cuarteaduras y por si fuera poco un hueco por cual se pueden ver los carros al pasar por abajo.

De por si la zona es de riesgo porque por ahí también están las vías del tren y se nota el abandono, por la cantidad de escombro y basura, como si no fuera responsabilidad de alguna autoridad dar mantenimiento.

Ese lugar es un paso común de estudiantes y personas con alguna discapacidad motriz, que con la dificultad y el riesgo se ven forzados a caminar por ahí.

De acuerdo la denuncia es poca la iluminación por la noches, lo que torna ese sector mucho más peligroso.

Mientras que los automovilistas circulan bajo el paso deprimido por Barragán, no saben que desde arriba en cualquier momento les púede caer una piedra de concreto de las que se han desprendido del puente.