ZYNTIA VANEGAS
26 de julio de 2016 / 06:35 a.m.

MONTERREY.- Una bodega en construcción se ha convertido en un basurero que afecta a los vecinos de la colonia Niño Artillero, en Monterrey.

Esta zona se construyó en el cruce de Narciso Mendoza y Rómulo Díaz de la Vega, desde hace cuatro años, y nunca se terminó, hasta que poco a poco se ha ido llenando de basura, muebles y escombro.

Pese a los reportes al municipio para que obligue al dueño a limpiarlo, no lo hace, pero tampoco envían cuadrillas de servicios públicos para llevarse esta basura.

Los vecinos reportan que se ha convertido en guarida para los delincuentes.

Los vecinos temen que los animales ingresen a sus domicilios que están apenas a unos metros de esta construcción.