MARCELA PERALES @marce_reportera
7 de julio de 2016 / 09:43 a.m.

MONTERREY.- Hemos presentado las historias de matrimonios homosexuales en Nuevo León que han formado una familia y a pesar del respaldo de especialistas que aseguran que el crecimiento de un menor no se ve afectado por ser hijo de padres del mismo sexo, otras partes, opinan lo contrario.

Comenzando por la opinión de la Iglesia.

"Más allá de una cuestión de fe, lo que sabemos es que el mejor ambiente para que un hijo crezca es que tenga un papá y una mamá, porque cada uno de ellos interviene en una parte importante de su desarrollo", señala Oscar Lomelín, coordinador de la Pastoral Familiar de la Arquidiócesis de Monterrey.

El presbítero destacó que no es solo se trata de opinar, si no de comprender las bases clínicas y científicas, que algunas indican, que un menor puede desarrollar la homosexualidad, desde el momento en que eso aprende en casa.

"Clínicamente, el niño, al tener esta actitud va a tener un grado de seguridad, porque sabe que es diferente, porque algo tan obvio, desde tus genitales en tu nacimiento, tu físico, tus rasgos característicos, ya están impuestos e ir contra eso, ellos sufren mucho, hay investigaciones que ellos sufren bastante", explica la psicóloga Liliana Morales.

El Frente Nacional por la Familia, en Nuevo León, también apoya dichos argumentos, en los que agrega su oposición a la reciente iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto, referente a la modificación del Código Civil federal para imponer la ideología de género.

"Todos los mexicanos, todas las personas, ciudadanos de este mundo, venimos de un hombre y una mujer, de otra forma no pudiéramos existir, bajo esa naturaleza es como pensamos y estamos convencidos de que en el seno de la familia y como base fundamental natural de toda sociedad, es donde los niños deben crecer", dice José Enrique Guzmán.

La reforma aún no está aprobada y tampoco las diferentes partes han cambiado sus posturas.

En la Suprema Corte, siguen presentándose amparos que permitan el matrimonio a parejas del mismo sexo.

Al final, las opiniones son personales, pues será la autoridad quien termine por definir.