MARCELA PERALES | @marce_reportera
6 de abril de 2016 / 09:03 a.m.

Monterrey.- La muerte sigue siendo un tema del cual las personas se resisten a hablar. Solamente aquél que ha vivido alguna experiencia inesperada, puede entenderla de otra manera.

Lo ideal es tener los servicios funerarios en orden para despedir a nuestro ser querido como merece y evitar ser víctimas de las funerarias irregulares que operan en Monterrey

Beatriz Martínez García y María Guadalupe Niño comprendieron que todos debemos estar preparados para morir, pero antes, tuvieron que pasar por la muerte de su esposo e hija, respectivamente.

"Me habla una vecina que fuera rápido a la casa, llegué pero encontré que mi esposo había fallecido de un infarto", narró Beatriz.

Ninguna de las dos estaba preparada, como probablemente nadie lo está. Pero si algo comprendieron ambas mujeres es que el dolor y el problema posterior en cuanto a velación, costos y demás, puede ser menor.

"No estamos preparados para eso, ya sea por enfermedad larga, accidentes, nunca nos vamos a preparar de un ser querido que muera (…) a raíz de la muerte, fue cuando yo ya me estoy previniendo, porque también deja uno problemas", agregó Beatriz.

"Lo veo como algo natural, que nos va a pasar a todos, no estamos exentos de eso", indició María Niño Lara.

Ambas lograron dar cristiana sepultura a sus seres queridos y asisten al Grupo de Ayuda de Personas en Duelo de la Asociación NACE, donde se ayuda a comprender la muerte.

No corren la misma suerte aquellos que son víctimas de los "buitres" de quienes ya les hemos hablado.

Es por eso que lo mejor es prevenirse para que el día que pase todo esté en orden y podamos despedir a nuestros seres queridos como lo merecen.

"Lamentablemente en este tipo de situaciones la mayoría de la gente no se prepara. Es un tema que pocas veces se toma sobre mesa de la familia, en la casa, la gente por lo regular no quiere platicar esto, el problema es que un día va a llegar... y es el broche con el que cerramos una vida", contó Luis Moreno Garza, asesor en las Capillas Dolores.