SYNDY GARCÍA | MILENIO DIGITAL
5 de junio de 2015 / 08:57 a.m.

Monterrey.- A unos días de desarrollarse las elecciones del próximo 7 de junio, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) presentó a través de algunas guías las formas en cómo evitar cometer un delito electoral.

Por medio de folletos, algunas organizaciones locales en materia electoral en Nuevo León han explicado de una forma simple cuándo y cómo es que se comete un delito electoral.

La llamada "Guía del Ciudadano en Materia de Delitos Electorales" presenta en ocho páginas quiénes y en qué forma se puede cometer una falta para evitar el desarrollo de la jornada el próximo 7 de junio.

Entre la explicación se detalla que cualquier persona puede cometer un delito electoral cuando vota sabiendo que no cumple con los requisitos de ley, cuando solicita el voto a cambio de paga u recompensa, cuando se organice la reunión de transporte para llevar a grupos a votar, así como aquellos que retengan credenciales.

Aquel funcionario electoral que sin causa justificada expulsa de la casilla a representantes de partidos políticos, divulga noticias falsas en torno al desarrollo de la jornada electoral, altera resultados de la elección o se abstenga de cumplir las obligaciones de su cargo, también cometen una falta.

El servidor público que impida que se abra o cierra una casilla, distribuya propaganda electoral el día de la elección, ejerza presión a votar o abstenerse por un candidato, solicite a sus subordinados aportaciones de dinero en apoyo a un candidato o los amenaza para votar por alguno, podría hacerse acreedor a una sanción.

Dentro del documento se señala que los ministros de culto religiosos podrían cometer un delito electoral si llegan a inducir o presionar el sentido del voto, abstenerse a votar por algún partido o coalición dentro de un culto religioso o desarrollo de actos propios de su ministerio.

Las multas, refiere otro documento de la Fepade, podrían ser desde sanciones administrativas hasta la cárcel, pero dependerá de la gravedad de la infracción.