EDUARDO MENDIETA | MILENIO DIGITAL
20 de mayo de 2015 / 10:21 a.m.

MONTERREY.- Las presuntas irregularidades y acusaciones de corrupción contra el padre y los hermanos del gobernador Rodrigo Medina y de Ivonne Álvarez, es algo que nos afecta a todos, aseguró el candidato del PAN a la gubernatura, Felipe de Jesús Cantú Rodríguez.

Al concluir su participación en un encuentro con diputadas y la Asociación de Padres de Familia de Nuevo León en un centro social, el aspirante albiazul afirmó que las aparentes irregularidades cometidas por Humberto Medina Ainslie no beneficia a nadie.

"Yo creo que nos está afectando a todos para mal, ojalá que no hubiera ninguna irregularidad y estuviéramos hablando sólo de supuestas, lamentablemente, la situación es ésta, hay irregularidades en las administraciones tanto en la de Rodrigo Medina como de Ivonne Álvarez y lo que viene a confirmar.

"Esto es que estas irregularidades se sacan a discutir justamente previo a las elecciones, sirven sí, para normar un criterio, pero por supuesto que a nadie beneficia", señaló Cantú Rodríguez.

A principios de mes, el Comité Directivo Estatal del PAN en Nuevo León exigió indagar siete de las propiedades del padre del gobernador, las cuales se encuentran en el municipio de San Pedro Garza García.