MULTIMEDIOS DIGITAL
9 de junio de 2015 / 11:03 a.m.

Monterrey.- Tres horas después de que la candidata de la coalición "Alianza por tu Seguridad", Ivonne Álvarez García, ofreciera una rueda de prensa en la que declaró que los "resultados estaban cerrados", el PRI en Nuevo León ofreció una segunda rueda de prensa en la que prescindieron de la abanderada y sólo salieron al frente el dirigente estatal del partido, Eduardo Bailey y el diputado federal Héctor Gutiérrez de la Garza que se pronunció como vocero provisional.

El funcionario federal explicó que se encuentran a la espera de los resultados oficiales de la Comisión Estatal Electoral (CEE) y "que sería muy irresponsable de su parte declararnos ganadores".

"Sería muy irresponsable de nuestra parte declararnos ganadores, de igual modo no puede existir esto por parte de ningún candidato, hay que respetar lo que señala la Comisión Estatal Electoral y somos los primeros que vamos a respetar los resultados de los organismos electorales y cualquier incidencia que se haya presentado que se dirima por las vías legales".

"No podemos compartir que alguno de los contendientes a la gubernatura se declare como ganador de una contienda", recalcó.

Dijo que aunque las encuestas de salida aventajan con escasos puntos al Partido Revolucionario Institucional (PRI), aseguró que no se pueden anunciar victoriosos.

"No se trata de legalidad o no, se trata de respeto de manera directa a la ley y que de ninguna manera alguien puede declararse ganador cuando solamente se tiene encuestas de salida y apenas preámbulo de resultados del Organismo Electoral".

Una hora antes, el candidato independiente, Jaime Rodríguez Calderón, ofreció una rueda de prensa en la que presumió que en las encuestas de salida le daban ventaja para ocupar el puesto de gobernador de Nuevo León.

En tanto el abanderado panista, Felipe de Jesús Cantú, también ofreció una rueda de prensa en la que destacó que su partido mostraba una ventaja en el Congreso local.