ERIK SOLHEIM ROCHA
9 de junio de 2015 / 08:12 a.m.

Monterrey.- Miles de negocios de venta de alcohol en el área metropolitana permanecen cerrados luego de que la ley seca entró en vigor desde la medianoche del sábado.

A unas horas de que comience la jornada electoral se busca que el consumo de alcohol no se relacione con actos violentos en las urnas.

'No tomes mejor ve a votar', decía un letrero ubicado en uno de los negocios de la colonia Independencia, en Monterrey.

A pesar de que el objetivo es que no exista el consumo durante los comicios este 7 de junio, los nuevoleoneses compraron mayor cantidad de bebidas alcohólicas el viernes, para consumir durante el fin de semana.

Cabe recordar, que para evitar la venta se realizan operativos de inspección de parte de los municipios, con la posibilidad de emitir sanciones en caso de detectar irregularidades.