DANIELA MENDOZA
4 de mayo de 2015 / 09:49 a.m.

MONTERREY.- Una parte importante de la carga de trabajo del Tribunal Estatal Electoral (TEE) son los conflictos entre partidos políticos y sus contiendas internas, confirmó su presidente Manuel Ayala Garza.

Los números lo evidencian: mientras en el proceso anterior atendieron 122 juicios de inconformidad, para lo que va de este año ya van 87, además de aquellos para la protección de los derechos político-electorales.

"Las situaciones interpartidistas se abrieron, de tal manera que los propios militantes de los diversos institutos políticos vean por sus derechos, y si consideran que de alguna manera se les agravia, o se les ataca o lesiona en sus derechos, ahí está la legislación para hacerlos valer ", expuso.

Dijo que esto se debe al acelere del ritmo democrático, y que muchos militantes sienten que tienen lo que se requiere para ser candidato, por lo tanto, en ocasiones no están de acuerdo con las determinaciones que toman sus órganos directivos.

Señala que la nueva legislación también trajo una mayor cantidad de denuncias, esto debido a que a pesar de existir una nueva Ley General de Procedimientos Electorales, también hay una norma local y otra más a nivel federal, que regula el actuar de los partidos.

"La ley estatal se hizo, como quien dice, al cuarto para las 12, esto dejo muchas vaguedades y vacíos, con interpretaciones de ellos, algunas coincidentes de nosotros, otras no y se han ido a la Sala Regional o Superior, y ellos nos han ido marcando la pauta con lo que se va presentando.

"Ha habido una serie de medios de impugnación, y definitivamente, comparado con los procesos anteriores nos arroja una diferencia muy marcada ", indicó.

El ritmo de resolución de asuntos ha sido más acelerado, y para el presidente del TEE, esto no se debe ver desde un punto de vista negativo.

Ayala Garza señaló que también ha habido una serie de inconformidades de los partidos políticos hacia los acuerdos que toma la Comisión Estatal Electoral (CEE) e incluso el mismo Tribunal, lo que sube la lista de asuntos a tratar.

"A veces hay mucha oscuridad en las leyes, y todo esto que pasa nos sirve para que  cuando haya resoluciones, la Sala (del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación) fije un criterio que al final es el que se va a quedar; es parte de los funcionamiento de los órganos ", mencionó.

Señaló que los partidos defienden sus propuestas e intereses en sus impugnaciones, por lo que a veces se les da la razón, cuando la tienen a la luz de la ley.

El magistrado presidente dijo que los órganos jurisdiccionales tienen que responder en base a la ley y por convicción, sin pensar en estadísticas o lograr siempre la unanimidad de sus integrantes, por lo que incluso entre los mismos integrantes del TEE han tenido opiniones encontradas.

"No es una cuestión de diferencias entre un órgano administrativo y uno jurisdiccional a nivel local o uno federal, somos muy respetuosos, respetamos su decisión, merecen todo nuestro respeto, algunas las compartimos, otras no, y al final de cuentas, incluso aquí mismo hay diferencias, pero para eso tenemos un órgano superior", expresó.